Si pudiera pasar 48 horas con alguien ¿con quién sería y qué haría?

Este post forma parte del desafío blogger de 30 días

Hay muchas personas con las que compartiría todos los días de mi vida y haría mil cosas. No sólo me vienen a la mente personas que conozco, sino también aquellas que conocí en su día y nos hemos distanciado, que formaron parte de mí y me hicieron feliz, gente famosa o que admiro y que me gustaría conocer y disfrutar de 2 días a su lado, pero no sé por qué, llevo días pensándolo y la primera persona que se me viene a la cabeza es mi abuelo.


Yo solo conocí a 3 de mis abuelos, y me habría encantado conocer al número 4. La razón es que mis otros 3 abuelos no son nada ejemplares, les tengo un cierto cariño, pero no tanto como los demás a los suyos, no comparto esos sentimientos de amor infinito. No quiero extenderme tampoco mucho con esto, en resumen, que no han sido abuelos modelos, me he sentido muy ignorada por ellos y a veces ni si quiera querida. Es recíproco y no me duele porque de ellos nunca he recibido ese eterno amor, por lo que no se lo que se siente.

Bueno, continuando con el tema. Mi abuelo paterno murió siendo mi padre todavía muy joven, con 16 años. Todo el mundo lo describe como una persona muy sociable, graciosa, divertida y cariñosa, vamos, creo que la figura que más se le parece es mi padre porque tiene todas esas mismas características, y es el hombre al que más quiero en esta vida. Mi abuelo siempre quiso tener hijas, pero la vida lo premió con tres varones, de los cuales mi padre es el menor. Por suerte o por desgracia, estos hijos han tenido únicamente niñas.

Mi padre me cuenta que yo habría sido su ojito derecho, porque tenía muchas ganas de tener una hija y yo hubiera sido su primera nieta. Por su carácter y su forma de ser, seguro que habría congeniado muy bien con el, no como con el resto de mis abuelos, lo cual me entristece. Casi podría atreverme a decir que me entristece más no haber conocido a mi abuelo muerto que haber vivido la muerte de un abuelo conocido. No sé si algún día me arrepentiré de estas palabras, pero a día de hoy es lo que siento.

large80

Si pudiera estar con él, aunque solo fueran 48 horas, aprovecharía cada puto segundo que tuviera. Le contaría todo sobre mí, le pediría ayuda y consejos para afrontar mi futuro, le preguntaría sobre su vida y que me contara historias y batallitas. En fin, querría conocerlo a fondo y que él me conociera a mí.

Creo que tenemos una conexión especial aunque él ya no esté aquí. ¿Alguien puede entender eso? No sé si estoy loca o no, quizás he idealizado a una persona, y muchas veces lo imagino como el abuelo perfecto, el que mira siempre por mí, el que siempre está ahí, el que me lleva a los sitios, el que me saca de líos. Hasta ahora siempre han sido mis padres esa figura, pero a veces siento que los abuelos son una parte fundamental para un niño, unos segundos padres. Para mí no lo han sido, y tiendo a pensar que este abuelo podría haber sido mejor que los otros 3 juntos. Al menos me alivia pensar así.

¿Qué haría con él? Me iría de fin de semana, los dos solos, a cualquier sitio. A disfrutar, a salir a comer y cenar, a charlar.

Seguramente me llevaría a mi hermana, porque siento que es la oveja negra de la familia, que nadie la comprende y tampoco quieren comprenderla. Tener una persona en su familia que esté a su lado me haría lo más feliz del mundo, porque siempre somos mis padres y yo contra el resto. ¿Por qué la gente no puede dejar que los demás sean como quieran ser? Mi hermana no hace daño a nadie, y con eso creo que es suficiente. No es mala persona. Quizás es un poco arisca, pero eso no la convierte en un ser despreciable.

Este post se ha convertido casi en una reflexión y en un desahogo mas que en lo que verdaderamente debería haber sido. Pero bueno, gracias por leer y haber estado ahí para mí. Un beso enorme.

Anuncios

2 comentarios en “Si pudiera pasar 48 horas con alguien ¿con quién sería y qué haría?

  1. Precioso, me ha hecho pensar mucho… Tener una mala relación con la familia es algo muy duro, siempre tienes como un vacío que necesitas llenar pero no al precio de que el cariño no sea recíproco. Acaba siendo peor el remedio que la enfermedad.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s