[52 Retos] 9. El desván

9. Escribe un relato que integre las palabras ‘luz’ y ‘cuadro’ como elementos relevantes del argumento

Y allí estaba yo, sentada delante de la mesa de arquitecto que me servía para dibujar mis bocetos antes de crear maravillas sobre el lienzo. Pero hoy mi folio estaba vacío, de la misma forma que lo había estado el resto de días que precedían a este. Desde que nos habíamos mudado no conseguía encontrar la inspiración. ¿Sería la casa? No, era este cuarto. En realidad, no es que fuera un cuarto malo, había elegido la mejor estancia de toda la casa, un desván increíblemente luminoso con un ventanal gigante en la pared este que llegaba del techo al suelo y que daba a la playa. La luz era magnífica, podría decir perfecta, y eso que no me gusta emplear esa palabra porque nada, nada, es perfecto. Aquella habitación fue la que hizo que me decidiera por esta casa. Había instalado todo mi equipo, un montón de armarios donde guardar pinturas, un caballete justo frente al ventanal, la mesa de arquitecto ya heredada de mi padre y un baúl lleno de dibujos fallidos pero inspiradores para posibles futuros cuadros.

Me encantaba pintar, pintaba a todas horas, y no es que me dedicara a ello pues mi verdadera profesión era guía turística. Pintaba todos los fines de semana, siempre que no estuviera de excursión con mis hijas y mi marido, y mi perro Kiki. Pero por más que me quedara horas allí sentada mirando el folio en blanco, con el lápiz como bigote o sujetándome el moño, no conseguía sentirme cómoda para crear nada. Miré a la pared de delante, totalmente blanca y desaborida, igual que mi papel. Me levanté frustrada y me coloqué en la puerta mirando la habitación entera. ¿Qué era lo que fallaba? No conseguía entenderlo. Lo que más me importaba de una habitación era que hubiera luz, pero no cualquier luz, sino luz natural, y aquí había muchísima.

“Toc, toc” sonó detrás de mí. Abrí la puerta y allí estaban Anni y Wendy. Mis dos pequeñas. Gemelas que nacieron con complicaciones y prematuras pero que a día de hoy, ya con cuatro años, estaban completamente radiantes y perfectas, porque ellas sí que lo eran, perfectas. Estaban vestidas con sus baberos y me miraban con cara de cachorritos.

—Mama ¿podemos pintar contigo? —dijo Wendy. Suspiré. Fede sabía que me gustaba pintar asolas y se encargaba de vigilar a las niñas cuando me encontraba en el estudio, pero estaba rendida de mi batalla constante sin conseguir nada así que cedí.

—Venga, adelante.

Gritaron de alegría mientras entrabas al estudio, cada una por un lado. Cogieron uno de los lienzos que tenía apoyados en la pared y lo pusieron en medio de la habitación, bocarriba. Me quedé perpleja, parecía que llevaran haciendo aquello toda la vida, se sincronizaban perfectamente, Anni cogía los pinceles y Wendy las témperas, en menos de 5 minutos tenían todo listo y empezaron a pintar sin siquiera tener una visión de lo que iban a plasmar en el cuadro.

Me senté en la mesa de cara a ellas, primero usaron los pinceles como verdaderas maestras. Para tener cuatro años parecían expertas en el tema, me crucé de brazos orgullosa, tal vez tenía dos genios pintores en la familia. No tardaron mucho en aborrecer los pinceles y usaron los dedos y las manos. Cuando hubieron terminado las mandé rápidamente a lavarse y me acerqué a ver su creación. No sabría describiros lo que había allí plasmado pues era un conjunto de trazos coloridos al azar, cual obra de Pollock, pero pude ver reflejada la cara de mis niñas en ese cuadro, era como una representación de su alma, de sus corazones. Era un cuadro lleno de vida que lo transmitía todo. Quizá fuera yo, que tengo una sensibilidad especial para ver más allá de unos simples manotazos de pintura estampada en el lienzo, pero enseguida lo vi. Era lo que le faltaba a la pared blanca frente a la mesa de arquitecto.

Lo colgué, incluso antes de que la témpera secara. Ahora sí, ya estaba completo mi estudio. Y por increíble que os parezca, aquel cuadro le daba mucha más luz a la habitación, pero no cualquier luz, sino luz interior, de la que nace de dentro hacia fuera.

large1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s