[Reto 52] 6. Batido de oreo con lágrimas

6. Describe una escena de un relato pensando en una fecha significativa para ti y traslada esas emociones a tus personajes.

Pablo y yo acabábamos de salir del hospital, ninguno decíamos nada, estábamos en shock. Anduvimos, los dos bien cogidos hasta el coche, en un silencio sepulcral, y una vez me senté en el sitio del copiloto rompí a llorar. Él tenía los ojos rojos, se aguantaba porque quería mostrarse fuerte, quería que me apoyara en él. Todo había pasado tan rápido…

—¿Quieres que vayamos a tomarnos un helado gigante de Oreo con chocolate blanco? —me secó las lágrimas con los dedos y yo dije que sí con la cabeza. Él se rio y yo solté un suspiro como intentando reírme con él, pero el llanto volvía a mí.

Me ofreció un paquete de pañuelos y me dijo que dejara de llorar, que no pasaba nada y que todo tenía solución. Claro, pensé, todo menos la muerte, joder. Arrancó el coche y se me pasó la llorera mirando el paisaje. ¿Irónico no? Una tarde totalmente soleada, todo el mundo feliz, y yo teniendo que pasar un mal trago de narices. No era justo.

—Deberíamos llamar a tus padres, seguro que te hará bien contárselo a tu madre.

Y ¿cómo decírselo? Cómo contarle que el ginecólogo me ha dicho que su nieto está muerto, que ya no hay vida en mi interior, que todo lo que un día vino acompañado de lloros de alegría, de festejo y de felicitaciones hoy se desvanecía como el humo del cigarrillo que acababa de sacar de la cajetilla de Pablo. Él me miró.

—No, Pablo. Cállate. Ya no estoy embarazada.

Me chupé el cigarrillo en menos de lo que canta un gallo. Puse música y subí el volumen, no quería escuchar mis propias cavilaciones. No sé cómo, pero me dormí en el transcurso de los 10 minutos que distaban del hospital a nuestra heladería favorita.

Pablo me zarandeó y me sonrió con una mirada muy dulce. No sabría cómo explicarlo pero lo vi tan tierno, tan preocupado y tan atento que no pude evitar venirme abajo de nuevo.

—¡Ey! No, no, no. Hora de helado, no me vale ninguna lágrima más. Venga, pa’ fuera.

Salimos del coche y me rodeó por los hombros dándome un sonoro beso en la mejilla. Entramos en la heladería, nos sentamos en una mesa y pedimos el batido más grande de oreo que había en la carta, uno para cada uno por supuesto, haríamos una competición.

No puedo decir que transcurrieron horas, puesto que somos un par de glotones, pero por lo menos estuvimos media hora hablando, recordando tiempos pasados, contando chistes malos y ensuciándonos la cara con nata. Quería olvidar, pero tenía una pena tan grande encima que no podía estar bien al 100%

—Oye Isa. Tendremos otro no pasa nada. —yo suspiré.

—No se trata de otro, Pablo. Se trata de ÉSTE. Tenía tantas ganas de ser madre.

—Mira cariño, no voy a permitir que te estanques en lo que ha dicho hoy el ginecólogo. Vas a ser madre, pero tendrás que tener un poco más de paciencia. Te prometo que tendremos un bebé ¿vale? Y con las ganas que le vamos a poner seguro que vienen de dos en dos.

Me eché a reír. Era un tonto. El tema era delicado, no se puede reemplazar un hijo así como así, ni aunque tuviera el tamaño de pulgarcito, pero Pablo hacía tanto esfuerzo por animarme, por intentar pasar página…

—Lo siguiente va a ser decírselo a tu madre, así que coge las fuerzas necesarias y yo voy a estar contigo.

—Pues para eso necesitaré otro batido de estos.

Nos reímos, cómplices, y me tendió el móvil para que marcara el número.

Afortunadamente, esto no me ha pasado a mí. Sólo quería transmitiros lo que sentí una vez que me dieron algo que yo ansiaba y deseaba con todo mi corazón y luego me lo quitaron. No se puede comparar a algo tan grande como un hijo, pero la pena que sentí fue tal que pensé que podría relatar algo parecido con este mismo dolor. Gracias por leer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s