Los girasoles. Van gogh entre ficción y realidad histórica.

Os dejo aquí también la reseña que hice sobre este libro, lo publiqué en mi blog de arte pero sé que muchos no me seguís por allí. Aquí teneis un libro fantástico que, aunque esté basado en Van Gogh, gran parte es ficción con personajes que existieron pero a los que la autora ha dado vida en su imaginación. Una alternativa a cómo podría haber sido la última etapa de la vida de Van Gogh.

Art Kingdom

Título-Autor-Año-Editorial-Páginas-Género-ISBN-

Quiero empezar diciendo que yo no era muy fan de Van Gogh, tampoco lo soy ahora, pero si un poco más que antes. Este libro, aunque medio ficción medio histórico, me ha ayudado a entender muchas cosas de la psique del artista, de su vida, de las cosas por las que ha pasado. La autora, Sheramy Bundrick, ha querido inventar una historia alrededor de Rachel, voy a citar sus palabras para que lo entendáis:

Esta novela surgió a partir de la pregunta: ¿Quién era Rachel? ¿Con qué grado de intimidad debían conocerse? ¿Él era solo un cliente más? ¿Y ella? ¿Solo una prostituta más? ¿O no? Imaginé una relación basándome en la premisa de que, si hubiera existido se lo habría ocultado a Theo, por temor a su desaprobaciónm tras el desastre de su romance con Sien Hoornik.

Ver la entrada original 912 palabras más

Anuncios

Querido diario | Septiembre #1

Hola chicos, he tenido una idea ¿os gustaría que charláramos todas las semanas sobre las cosas que nos pasan? El post anterior me fue genial para desahogarme un poco, expresar mis dudas y hablar con vosotros. Ahora quiero continuar haciéndolo, contaros un poquito aquello que me preocupa y también lo bonito de la vida, porque no todo van a ser cosas malas.

large

Sigue leyendo

Charlemos

Ya ha terminado el verano, hemos tenido un par de meses de pensar, de relajarnos, de cambiar hábitos, de liberarnos de la rutina. Para mí ha sido una etapa de transición de un modo de vida a otro, y todo esto también afecta al blog.

¿Qué ha pasado este verano en el blog?

Bueno, hablando del blog, Julio fue un mes muy bueno, como sabéis hice el reto de 30 días para darme tiempo, poder pensar cuál iba a ser el contenido del blog durante el verano, o mejor dicho durante Agosto, no perder el ritmo e intentar ganar seguidores que estuvieran también activos este verano.

Agosto fue muy pésimo, traje un par de reseñas que os gustaron, he traído algún diario sobre la mudanza, sobre mi viaje a granada, también un haul de compras de Aliexpress. Pero parece que no os haya gustado ninguna de estas entradas, no se si es por la inactividad del verano, porque no habéis estado o si es por el propio contenido.

Y es por eso que ahora quiero preguntaros qué es lo que os gustaría leer, porque no soy adivina y además me ponéis muy pocos comentarios. No muerdo y me encanta leeros y contestaros. Necesito de primera mano, de mis lectores, saber qué esperáis de mí y de este blog. Qué fue lo que os hizo suscribiros, qué es lo que os hace comentar y seguirme de forma activa.

¿Qué ha pasado este verano en mi vida?

Ha sido un gran cambio, un cambio a veces a bien y a veces a mal. Estoy muy quemada con el trabajo, tanto que estoy dispuesta casi a dejarlo, aunque no lo hago por necesidad, me siento atada y no quiero sentirme así, siento que pueden hacer conmigo lo que quieran.

También han habido problemas con mis compañeras de piso, las cuales todavía no han entrado a vivir y ya nos ha abandonado una. Estamos en búsqueda y captura de otra con motivo de urgencia porque esta semana nos toca ya pagar alquiler, es una putada.

No he tenido vacaciones, a excepción de mi viaje a granada de 4 días, un viaje que se ha quedado ya en la lejanía. No he descansado nada, no he tenido ni espacio ni tiempo, no he tenido casi ganas de hacer nada porque todos los días estaba cansada y todos los días tenía que hacer algo agotador.

No son todo cosas malas, claro que no. Las cosas “malas” también son buenas, el trabajo es pesado, pero gracias a él me he hecho más fuerte, me he puesto en forma, puedo tirarme de pie todo el día, puedo andar muchísimo sin cansarme, me siento fuerte y es algo que me pone muy contenta, saber que soy capaz de todo, que aunque al principio parezca difícil sigo de pie.

Mi vida ahora

Os quiero poner en situación. Ahora mismo estoy esperando que empiecen las clases, bueno, cuando leáis esto seguramente ya habré empezado. Estoy esperando saber cual va a ser mi horario, cuales mis profesores y qué voy a tener que hacer este curso. Estoy a la espera también de saber cuales van a ser mis prácticas, donde la haré y cuando tengo que ir.

A la par sigo con el trabajo, voy 3 días pero trabajo hasta muy tarde, cosa que no me hace ninguna gracia. Termino a las 12:30 de la noche y ese es el principal motivo por el que estoy pensando si irme. A esa hora no hay gente en la calle y me vuelvo sola a casa en bici. Ya me ha pasado volverme en bici y que me siguiera un coche, Dios sabe con que finalidad, me alegro de no haberlo descubierto. Vuelvo con miedo, pero eso no es lo peor, lo peor es que antes cerrábamos dos personas, ahora tan solo cierra una, y te toca estar sola hasta las tantas. Si a eso le sumamos que al día siguiente entramos a las 9 de la mañana a clase, la cosa se hace muy pesada. Estamos todos quemados.

Lecturas, sé que os interesa. He estado leyendo, poco pero de forma continua y sin pausa. En mi blog de arte publiqué una reseña sobre un libro de Van Gogh, lo podéis ver el dia 15 (que es cuando se publicará en Art Kingdom) si tenéis curiosidad, es una novela narrativa no es un libro sobre arte, pero como tenía que ver con Van Gogh decidí que tenía que reseñarlo allí.

También estoy leyendo actualmente Canción de fuego y hielo 1, y aunque me he visto la serie de Juego de Tronos entera el libro me está fascinando, es como revivir la serie, pero con escenas eliminadas o ampliadas, conociendo más a fondo a los personajes, no sé, es una experiencia que me está gustando mucho.

También me siento un poco mal porque no paro de ir y venir de un sitio para otro. El año pasado iba de mi casa a clase (a 40km de distancia) en tren, de ahí a veces volvía y a veces me iba a casa de mi novio (Que está en otro pueblo), eran muchos viajecitos. Ahora tengo una 2 casa, y solo hago que partir mi tiempo entre visitar a mi novio o visitar a mis padres, es un poco jaleo y si antes tenía que ir de un sitio a otro, ahora se le ha añadido un sitio de más. Me siento que no estoy en ningún lado y en todos a la vez. Ya no se cual es mi casa, donde tengo esta camisa, si dejarme aquí o allá las deportivas, o si voy a necesitar estas gomas para el pelo o no y si llevarmelas o dejarlas. ¿A alguien más le pasa?


Bueno, pues hasta aquí mi desahogo, seguro que vosotros también tenéis muchas cosas que contarme. ¿qué tal el verano? ¿han cambiado muchas cosas del antes al después? Dejadme comentarios diciéndome todo lo que os parezca, quiero saber qué habéis hecho y qué vais a hacer, conocernos mutuamente. Charlemos.

Mi agenda 2017-2018

 

Este año me he decidido a hacer mi propia agenda, una con la que esté 100% a gusto, no me gusta nada la marca MrWonderful porque me da la sensación de que es una agenda para niños, al menos a mí me parece que tiene tantas pegatinas y dibujitos por todos lados que me marea.

La agenda para mí es algo profesional, algo serio, aunque tampoco tiene porque ser fea o muy sobria. Nunca me ha acoplado ninguna agenda, así que lo que he hecho ahora ha sido imprimirme la mía propia.

Realmente no la he hecho yo, la he sacado de internet, de una chica llamada Julieta Jareda. Tan solo he seguido las pautas de su video en youtube y voilà.

Sigue leyendo

Mi viaje a granada con fotos

¡Cuanto os echaba de menos! Se que para vosotros no ha habido parón porque tengo entradas programadas para que también haya movimiento en verano, pero realmente he estado muy ocupada. Estuve trabajando muchísimo y cuando me dieron 3 días seguidos de descanso no me lo pensé y organicé un viaje con mi novio y dos amigos más. Nos hemos ido a Granada y tengo que decir que hasta la fecha ha sido el sitio que más me ha gustado de todos a los que he ido.

Para los interesados os voy a dejar dónde he reservado todas las actividades que hemos hecho, cuánto nos ha costado todo, qué sitios hemos visto, información sobre la ciudad y otras cosas, regalitos que he comprado y, cómo no, fotos. Sigue leyendo

Reflexiones de cumpleaños

Ha llegado el momento. Dicen que cada 7 años se cierra una etapa, y yo acabo de cerrarla hoy. Hoy es el día de mi 21 cumpleaños, y con esta ya van 3 etapas de mi vida. La primera fue despreocupación, la segunda evolución y esta tercera podría ponerle mil y un adjetivos. En primer lugar descubrimiento, también incomprensión, pero sobretodo crecimiento personal y madurez.

Sigue leyendo

Diario de una mudanza

Estaba deseando que llegara el día 31 de julio para coger todas mis cosas e irme a mi nuevo piso, en Valencia ciudad, donde pasaré el resto del año con otras 3 chicas. Yo soy la primera que se ha instalado y hasta septiembre no iba a venir el resto. Pensé que eso sería genial, tener un mes para acostumbrarme a la casa, estar a mis anchas, colocar todo como yo quisiera, pero no. La realidad ha sido muy diferente.

Empezaré por el principio. Lo primero que me encontré fue una casa que olía a viejo y a cerrado. Abrí todo, ventilé e incluso compré ambientadores y palos de estos aromáticos de incienso, aprovechando que los inquilinos anteriores se habían dejado olvidado (o como regalo) un quemador.

Lo siguiente fue darme cuenta de que la casa estaba hecha una putísima mierda. Estaba todo sucio, en especial la cocina. Sucio nivel no comí allí hasta 3 días después cuando todo hubo estado limpio, ordenado y a mi gusto. Limpié todos los cacharros y vajillas que había, algunos de ellos una vez secos regeneraban la mierda una y otra vez. Decidí tirarlos -bueno más bien los dejé apartados en una bolsa- y comprar mi propia vajilla.

Me dí cuenta de que había muchas cosas inútiles y que no quería allí, bien porque solo ocupaban espacio o bien porque estaban tan maltratadas y llenas de mierda que no podían usarse. Todo eso lo aparté y limpié a fondo. El horno fue lo peor. No tengo un horno como tal, sino un horno microondas, pero de allí salieron tales kilos y kilos de mugre negra que pensé que nunca vería el color original de las paredes. Tuve que comprar un producto específico para hornos, lo dejé unas 2 horas que actuara y luego lo aclaré todo. Repetí el proceso dos veces. Pero al final valió la pena. El horno está limpio y reluciente.

El siguiente reto fue el baño. Tengo dos, un baño y un aseo. Ambos son interiores y no tienen ventanas por lo que cada uno cuenta con su propio ambientador, pero aun así el baño grande huele a humedad, a cerrado o a no se qué. Por más que deje la puerta abierta y no use ese baño para nada sigue oliendo. La solución ha sido sacar el colgador de la puerta en vez de para dentro para fuera, y colgar las toallas de cara al pasillo. La verdad que algo ha hecho pero todavía no se como hacer que no huela a cerrado.

Cuando decidí barrer y fregar el suelo casi me da un infarto, porque la escoba, el mocho y el cubo casi tenían más mierda que el propio suelo de todo el piso. Tuve que postponerlo y comprarme escoba, recogedor, mocho y cubo nuevos. Una vez hecho esto, procedí a limpiar el suelo y también saqué kilos y kilos de mugre. Al menos ya puedo ir descalza por mi propia casa.

Otro de los fails es que el tendedero exterior está muy viejo y tiene algunas zonas oxidadas, por lo que no puedo colgar ahí la ropa limpia. Menos mal que anteriores inquilinos se dieron cuenta de ello y compraron un tenderete plegable. Ahora tiendo en el salón porque macho…

Hay muchas otras cosas mal en la casa. Por ejemplo que hay muy poco espacio para guardar la comida en la cocina, que los cajones de la misma algunos no abren y cierran bien, que las puertas de las habitaciones chirrían al abrir y cerrar, las cortinas son tan viejas que se rompen muy fácilmente y me da miedo lavarlas por si se rasgan, pero seguro que nadie las ha lavado en toda la vida y tienen una de polvo acumulado que es demasiado. La mía, al menos, la voy a cambiar por unas antiguas que tenía en mi casa. Los colchones te clavan los muelles en la espalda, menos mal que el de mi cuarto es el mejor y ni se te clava nada ni chirría al moverte en la cama. Las almohadas dan risa porque son pequeñas y de un material super incómodo. Yo me he comprado una. La mesa del comedor baila y un día de estos se romperá, por lo que como en la mesita del salón. Y un largo etc…

No es todo malo al fin y al cabo, el piso está muy bien ubicado, tengo todo cerca, farmacias, centros comericales, supermercados, chinos, restaurantes, metro y tranvia, autobús, paradas de bicicleta, etc. También, al ser un sexto tiene mucha luz y ventilación. El piso es grande, es enorme, te da sensación de amplitud, y los cuartos son también grandes.

Si yo fuera la casera renovaría muchas cosas y pintaría las paredes que tienen mil agujeros, la pintura está anticuada y además en mi cuarto por ejemplo hay algunas zonas amarillas y otras blancas, una cosa extraña que queda fatal.

Hablé con mi casera, y le dije que tenía un montón de cosas para deshacerme y que si se las quería llevar. Me dijo que no, que las guardara en un armario -COMO SI HUBIERA ESPACIO SUFICIENTE PARA ALMACENAR COSAS Y MIERDA TODO JUNTO- así que he optado por dejarlo todo en el balcón. Me da igual que se estropeen las cosas, yo no quiero mierda en mi casa y si ella no se la lleva la voy a dejar apartada.

Ahora puedo empezar a organizar y decorar las cosas a mi gusto. Seguiré informando, tengo pensado traeros un post sobre mi habitación y también otro sobre mi agenda para este año, así como un house tour con fotos y tal. ¿Alguien ha sufrido una mudanza tan desastrosa como esta? ¿Habéis tenido caseros tan gilipollas como los míos? Contadme vuestras experiencias.