¡Me mudo!

¡Hola tropa! Jo no sabéis las ganas que tenías de hacer este post.

ME MUDO. Pero no de casa, me mudo de blog. Hace unos meses, bastantes ya, que llevo dándole vueltas al asunto y no sabía qué hacer con este blog, por donde meterle mano ni si quiera tenía una temática definida lo cual está bien para mí pero es un poco desconcertante para vosotros porque quizá subo contenido que no os interesa realmente.

Este año he terminado la universidad y me voy a coger un año sabático, y es por eso que he pensado: bueno, podría probar a comprar un dominio durante un año y crear mi propia web. Eso y que soy una persona de cerrar etapas, creo que es el momento perfecto ahora que he terminado el grado para adentrarme en este tipo de aventuras. ¡A ver que sale de aquí!

Esto fue creciendo en mi cabeza y no fue hasta que hablé con Khoana de KhoanaZen que me animó a hacerlo y fue la pieza clave para que lo hiciera. Además sin su ayuda no creo que esto hubiera cogido forma. Sigue leyendo para conocer mi nuevo blog:

Sigue leyendo “¡Me mudo!”

Anuncios

StoryTime TFG

Hola chicos, estoy empezando a pensar en alguna forma de empezar los post y que se convierta en parte de mi, porque se me hace muy vulgar empezar con un hola o que tal, no se, necesito una entrada molona ¿no creéis?

Bueno al lío. Llevaba tiempo queriendo contar esto pero ya desde una visión lejana porque siento que lo que me pasó con el TFG me afectó mucho y estuve tocada durante mucho tiempo. En fin, vamos allá.

Sigue leyendo “StoryTime TFG”

Eclipse

Llevo como media hora escribiendo y borrando párrafos enormes intentando explicaros que me ha pasado en estos casi dos meses que no he escrito, pero no encuentro las palabras adecuadas.

¿Sabéis? Cuando terminé el TFG me sentí tan mal conmigo misma que decidí dejar todo correr y dedicar un tiempo para mí. Quiero publicaros un StoryTime sobre mi TFG porque es algo que necesito que sepáis y que ha hecho que decida dejar a un lado los blogs, las redes sociales y todo en mi vida, y me dedique exclusivamente a mí durante un tiempo.

Ese tiempo ha pasado, me he recompuesto y he seguido adelante, el problema es que ahora no se que hacer con los blogs. Definitivamente quiero escribiros, echo de menos ponerme aquí a hablarlos y es algo que me encanta, así que voy a continuar con ellos. El problema es que me falta inspiración, no se que camino quiero que lleven ni de qué quiero hablar. Necesitan un cambio.

Veréis, antes del verano quería darle un giro a este blog, cambiar la apariencia, definir un poco la temática y hacer algo chulo, pero con esta desconexión no me he visto ni si quiera con ganas de escribir el típico post de “cerrado por vacaciones”. Tampoco es algo que me guste, es decir, en vacaciones es cuando más gente me lee, más suscriptores gano y más tiempo tengo para el blog, sin embargo  este año no me he decidido a publicar nada todavía porque, simplemente, no me apetecía, y cuando tenía ganas no sabía que escribir. Nunca he querido hacer un parón tan largo, pero ya véis.

He estado leyendo libros, he estado viendo series nuevas, he descubierto películas, incluso he empezado a trabajar en un cine, lo cual es super guay y si os apetece os contaré en otro momento qué es lo que hago. No es por falta de recursos, es solo que creo que es contenido que no engancha y que muchos blogs tienen ya. A mi me gusta la exclusividad, la originalidad, destacar, y creo que es eso por lo que muchos me seguís, porque veis cosas que quizá otros blogs no tienen.

¿Es falta de ideas? Pues en parte si y en parte no. Había pensado hablaros de lo que me pasó con el TFG, pero no me vi con fuerzas, también de mi mudanza del piso de estudiantes y vuelta a casa de mis padres, de la limpieza y renovación tremenda que hice en mi cuarto, de como lo he decorado y las cosas que he comprado por internet y en tiendas físicas, de mi corte de pelo, de mi graduación, de mi nuevo trabajo, de mis planes para el futuro… pero también tengo una contradicción interna que me dice que no publique tantas cosas personales, que no hable de mi, que no exponga mi vida, y es por eso que luego pienso en contenido más impersonal pero sin perder mi esencia y que os pueda gustar, y es que no se me ocurre nada a parte de la tipica entrada de reseñas de libros, pelis y series, y si os soy sincera, estoy un poco aburrida de hacerlas y leerlas.

Ahora mismo me siento como en un eclipse, porque no voy a dejar el blog pero tampoco se por donde meterle mano. Solo necesito poner las cosas en orden y haré que esta página brille incluso con más fuerza que como lo hacía antes.

Muchas gracias por estar ahí. ⭐

Carla.

¡No puedo estar más nerviosa!

Hola chicos, no sabéis lo mal que me sabe no traeros nada de valor al blog pero por estas fechas todos tenemos demasiadas cosas en la cabeza, sé que no me lo tenéis en cuenta.

La verdad es que estoy escribiendo este post para desahogarme. No paro de darle vueltas a mi cabeza y es que mañana me toca defender el TFG frente a un tribunal. Yo no soy de las personas que se atacan por cualquier cosa, de hecho cuando tengo examenes duermo de lo lindo y no me pongo nada nerviosa (bueno miento, solo ese momento en el que te sientas y se ponen a repartir folios y hasta que no ves el examen no respiras), pero quitando eso no me pongo nerviosa, os lo juro.

No me sucede lo mismo a la hora de exponer, ya puede ser un trabajo normalito de clase que el dia anterior no duermo una m*rda y me tiro todo el dia pensando en la exposición. Imagináos con el TFG. Y no hay motivos para estar nerviosa porque me he creado un discurso propio y se que es lo que tengo que decir y cuando lo tengo que decir, pero chica, tengo una tontería encima que no se.

Intento mentalizarme diciendo “Carla, si tu lo que quieres es exponerlo, total son 10 minutos y además no te van a prestar atención, seguro que estan pensando en lo que van a comer hoy“. Además tampoco la exposición vale demasiado, son 2 puntos del total del TFG aunque yo pienso que el tribunal ni si quiera se leerá el trabajo y basará la nota entera en la exposición y luego mirandose por encima la estructura del trabajo y la forma de redacción. Así que…

Yo soy consciente que es normal estar nerviosa, a todo el mundo le pasa, solo necesitaba contároslo, y cuando pase el mal trago podré respirar y empezarán mis vacaciones de verdad. Voy a tener una carrera, no me lo creo. 4 años que se me han pasado volando de lo que he disfrutado. Así que mi mentalidad va a ser: disfruta, que es el último trabajo de la carrera, empápate bien de lo que digas y aprovecha esta última oportunidad porque ya se acaba. Vívelo.

 

Operación vuelta a casa [2 parte]

Bienvenidos de nuevo, hoy continúo con la limpieza de mi cuarto para poder cambiarla y renovarla de forma low cost. Como habéis visto en la 1a parte, la parte más tocha ha sido la limpieza de armario. Tiré muchísimas cosas, me sorprendió y me sentí muy orgullosa. No sabéis la satisfacción que da quedarte con aquellas cosas que realmente quieres y no necesitas más.

En esta 2a parte vengo a contaros qué he hecho más allá del armario: estanterías, cajones, mesas y demás.

Papelería

Pensaba que esto no me llevaría mucho tiempo pero sí, tenía un montón de cosas inservibles que he ido guardando por si algún día las necesitaba, día que nunca llegó. Pero claro yo me guardaba las cosas según mis intereses del momento que no son los mismos que en la actualidad y esto ha provocado que tenga mucha paja en mi zona de papelería.

Siempre me ha gustado todo lo relacionado con la imprenta y tenía bolis, lápices, acuarelas, rotuladores, pinceles, temperas, folios de colores, cartulinas, papeles de todo tipo, libretas, carpetas, fundas, archivadores… He tirado todo aquello que estaba roto pero lo demás, como soy una loca de estas cosas y al final termino usándolas todas, lo he guardado sin que ocupe mucho espacio.

He tenido que ir probando boli a boli, rotulador a rotulador, si funcionaban o no, y muchos estaban ya secos por lo viejos que son, así como las temperas, que las he abierto para ver si también estaban secas o se pueden seguir usando. Tenía miles de recortes inútiles, papelitos pequeños que te sobran y guardas porque… bueno quien sabe por qué. Tenía miles de clips sueltos, chinchetas, grapas y minas de portaminas, que ya he agrupado y tienen su lugar específico. La verdad que la zona de papelería y manualidades se ha quedado increíblemente bien con todas las cosas basura que he tirado, dejando solo lo que realmente pueda necesitar en mi dia a dia: folios, tijeras, bolis y rotuladores, pegamento, celo, chinchetas, clips y blocs de notas.

He tirado también todos los cuadernillos de apuntes de la carrera que no voy a usar en la vida, trabajos impresos, lecturas impresas, etc. Realmente mis apuntes de clase, los que uso para estudiar, me los imprimo para estudiar, y cuando terminan su vida útil los guardo en un archivador gigante porque eso si que lo quiero tener. Las cosas de la carrera más complementarias, como memorias, lecturas y trabajos poco importantes, las he tirado todas.

b2c2f3f86991d7c10fd34938010b9e17

Sigue leyendo “Operación vuelta a casa [2 parte]”

Operación vuelta a casa [1 parte]

¡Bonjour chicos! Este mayo está siendo un mes tan intenso, no os hacéis una idea de todas las cosas que están cambiando en mi vida. Y una parte muy importante la mudanza que estoy haciendo de nuevo a casa de mis padres.

Como ya sabéis, este año he estado en un piso de estudiantes, pero el contrato se termina en junio y antes de empezar a traer cosas he decidido poner a punto mi cuarto en casa de mis padres para solo tener que empaquetar y recolocarlo todo luego. Esto implica una limpieza a lo grande porque (1) mis padres han estado usando este año mi cuarto como trastero y (2) mi cuarto se ha quedado desactualizado y quiero hacer un cambio de estilo low cost.

Limpieza de armario

La limpieza ya ha empezado y lo que más ganas tenía de coger era el armario. No sabéis, de verdad no os podéis ni imaginar, la cantidad de ropa que he acumulado todo este tiempo. Además mi madre tiene el inmenso problema de no querer tirar nunca nada y cada vez que hago limpieza se enfada conmigo porque “esa camisa te la has comprado este año“, “no se para que tiras eso con lo bien que te queda ese color“, “si tiras eso no se con que te vas a poner lo otro“, “ay que lástimaaa…..“, en fin mil comentarios de todas las combinaciones posibles. He decidido que esta vez no me va a condicionar y voy a quedarme solo con aquello que realmente me vaya a poner.

WhatsApp Image 2018-05-12 at 08.13.04

¿Verdad que no parece que haya muchas? Pues la había. Y esto es solo en casa de mis padres, mas a parte las prendas que tengo en casa mi novio y en mi piso.

Me he dado cuenta de que tenía como:

  • 4 o 5 pijamas de invierno cuando realmente solo necesito como máximo 3 y ya creo que son demasiados con 2 estaría bien.
  • Un montón de piezas de pijamas de verano cuando realmente en verano siempre llevo una camiseta de manga corta y unas bragas, he tirado todas esas prendas de pijama.
  • ¡7 pares de leotardos iguales! Pero madre mía si solo uso leotardos unas 2 o 3 veces en todo el año, para que 7, con unos me apaño de sobra. Dios mío. Mi madre es una loca, todo eso me lo ha comprado ella os lo juro.
  • De grabas, sujetadores y calcetines tengo como un arsenal gigantesco, he tirado de bragas… madre del amor hermoso. Y sujetadores también, en realidad solo uso 3 que voy alternando, uno marron, uno negro y uno blanco, para qué quiero más, y además de colorines y con corazones y cosas de estas que al final se terminan transparentando. Fatal chicos, que horror. Bragas también, me he quedado con unas cuantas así bonitas que me gustan, otro montoncito de bragas beis para cuando se te transparentan o lo que sea y otro de bragas negras para cuando estoy con la regla por si me mancho o algo así. El resto para tirar. Tampoco me cambio de bragas 6 veces al día ¡¿estamos locos?!
  • Por no hablar de camisetas interiores, que eso lo usaba con 5 años pero YA NO, y tenía sin exagerar como unas 20. ¡Si es que tengo para pasar casi un mes entero sin lavarme las camisetas interiores! Se fueron todas a la basura.
  • Muchos pantalones los he donado porque yo uso una talla 36 pero mi madre se empeña en comprarme pantalones por su cuenta de talla 38. Resultado: no me los pongo nunca y terminan ahí en el olvido porque es que no me quedan bien, no es mi talla, y son bonitos pero es que no son mi talla, ¿tan difícil es de entender? pues para mi madre sí. No sé. Además siempre uso los mismos vaqueros, dos azules, unos grises y unos negros, más un par de mallas negras, todo esto de invierno claro.
  • Tenía sudaderas también muy chulas, que me quedan bien, y que llevo usando casi toda la vida porque ya os digo que no soy de crecer rápido y me las he podido poner hasta ahora, pero ahora o me van muy justas o las tengo echas una pena por el uso. Las he tirado todas. Esto ha sido una limpieza tremenda.

Aquí tenéis las bolsas de basura que he sacado y lo que finalmente se ha quedado en mi armario, lo del armario es todo de verano, la ropa de invierno aproveché para meterla en cajas y guardarlas hasta el año que viene.

Con los zapatos he hecho lo mismo, aunque de zapatos si que he tirado casi todos porque al final solo me pongo 2 tipos de deportivas diferentes y dos tipos de botas, el resto nunca lo uso y suele ser porque me gustan menos o simplemente no me gustan. Incluso había unas deportivas que tengo desde los 13 años y estaban ya peladas y reventadas. Además tenía incluso botas que mi madre no quería y me endosaba porque le daba pena tirarlas. Chica si no las quieres tiralas pero no me dejes a mí el marrón. Madres. ¿La vuestra es así de loca también? No sé ya que hacer con la mía, tiene un problema. 

Y finalmente también hice limpieza de mi cajón de joyas, todos los anillos negros, pendientes, pulseras, collares… Había cosas que no me he puesto en la vida pero como te las regalan pues te las guardas, otras que me ponía mucho y al ser chatarra se vuelve fea, otras que estaban ya rotas, otras… y así. De aquí creo yo que me he quedado con 4 cosas. Había también joyería de esta que te compra gente especial pero que no te vas a poner más y solo te sirve de recuerdo, pero realmente estorba y no sabes que hacer con ello.

La solución ha sido hacer una “caja de los recuerdos” donde estoy metiendo todo lo que me encuentro que no quiero tener en mi habitación pero si que quiero tener, ¿me explico? me da pena tirarlo porque han significado algo importante por ejemplo algunos de los peluches pequeños que mas me gustaban, recuerdos de viajes, fotografías viejas que tenía por ahí por mi cuarto, pulseras, monedas de países, piedras o conchas de la playa, dibujos que hice cuando era pequeña, etc. Todo esto lo guardaré en una cajita y lo mandaré al trastero para poder recuperarlo o verlo cuando me de la gana, pero en mi cuarto es que realmente no tienen una función ni un sitio y molestan más que otra cosa.

Y hasta aquí la limpieza de la primera parte. Con esto solo tengo hecho el armario, todavía me quedan las estanterías, los cajones de la mesa y la mesita. Parece que nunca voy a terminar, pero bueno, poco a poco. La depresión que me va a entrar cuando empiece la verdadera mudanza y me traiga toda la mierda del piso a mi casa, ahora que lo estaba dejando aseadito…

Notas:

1. Comprar o fabricar una caja de madera grandota para decorarla y convertirla en una “caja de los recuerdos” en condiciones, y poder tirar la caja cutre de zapatos de ahora que es más temporal que otra cosa.

0012b252822529

2. Hacer un “estudio de mercado” por internet y hacerme una lista de ropa tanto de verano como de invierno que realmente necesito para llenar los huecos de mi armario. La idea es tener un armario cápsula, más minimalista, y no lleno de ropa al tuntún sin pensar.

3. Tengo que averiguar la forma de crear un espacio para mis joyas y no tenerlas todas ahí enredadas en un mismo cajón. Veremos como lo hago.

ci-studio-becker_closet-jewelry-insert_s4x3_lg

10 películas recomendadas de Netflix

No sé si os pasa pero cada vez que abro Netflix para ponerme alguna película chula acabo haciendo tanto zapping que me aburro y me quedo dormida. Las plataformas de Netflix y HBO tienen muchas películas y series de relleno, aunque las haya muy buenas, míticas y novedades. Hoy os traigo 10 recomendaciones de películas que os recomiendo y que posiblemente no hayáis visto.

He intentado ser variada y os lo he dividido por géneros para que haya un poco de todo. Algunas de las siguientes películas son peliculones, otras son más bien para pasar el rato, pero no son para nada malas así que os animo a que las veáis y dejéis un comentario con vuestras recomendaciones.

Este post es una propuesta de la iniciativa granitos de arena.

Basadas en hechos reales

Avicii True Stories: Ahora con el gran escándalo de la muerte de Avicii todos ponen su música al máximo volumen. He de reconocer que nunca he sido la mayor fan de Avicii pero si que me gustaban sus canciones como a cualquiera. Como pasa con todos los famosos, hasta que no mueren no te das cuenta de lo valiosos que eran y las cosas tan tremendas que hacían. Este documental se rodó en 2016, con la retirada de Avicii.

El documental es una especie de autobiografia en la que él mismo explica su carrera, como empezó, quien le ayudó, que le pasó. Ya desde el principio tuvo problemas de pancreatitis, enfermedad que terminó matándolo. En este film se revela la lucha constante con la pancreatitis, el estrés que sufría antes de sus actuaciones, el estilo de vida que llevaba y sobretodo, nos enseña a Tim, un chaval antisocial muy diferente del que todo el mundo conoce como Avicii. Recomendadísima.

screen-shot-2017-11-04-at-1-33-38-pm

Coach Carter: Otra película basada en hechos reales, pero esta vez filmada como película, es la historia de Ken Carter, un entrenador de baloncesto encarnado en la figura de Samuel L. Jackson. Ken fue un entrenador que se hizo cargo del equipo de baloncesto del instituto Richmon y lo convirtió en un equipazo ganador de torneos. La historia es una pasada porque este instituto es bastante marginal, está lleno de negros que creen que su vida está destinada al tráfico de drogas.

Es una película que mezcla la denuncia social con el deporte. Ken Carter usará métodos muy estrictos, rozando lo militar, para entrenar a sus jugadores. Los chavales no tienen respeto por nadie y mucho menos por un entrenador que se presenta a los entrenamientos vestido con traje y los obliga a estudiar asignaturas que no tienen nada que ver con el baloncesto. Con el tiempo irán uniendo lazos muy fuertes entre ellos.

Food Choices: Este en realidad es un documental que ya os traje con mi neura de “pasar a una mejor vida” en el sentido de comer mejor, ser mejor persona, respetar el medio ambiente, apostar por un planeta sostenible y todo este tema del que estoy informándome y nutriéndome. No hay un trailer oficial en español, así que os dejo este fragmento en inglés. Vale mucho la pena verlo porque aunque tu no tengas pensado cambiar tu forma de vida ni nada, aparecen muchas cosas que se nos han ocultado y yo creo que por lo menos deberíamos vivir siendo conscientes de que estamos haciendo algo mal. La mayoría de personas no tienen ni idea de lo que está pasando en la actualidad.

Os dejo la entrada que publiqué sobre este documental: Mi nueva vida: Food Choices.

Sigue leyendo “10 películas recomendadas de Netflix”

Series que ver antes de morir | 13 reasons why T2

No me puedo creer que esté escribiendo esta entrada. Hace como mil quinientos años que no os hablo de ninguna serie porque la verdad es que son entradas muy pesadas para mí, con mucho trabajo tanto de pensar lo que os quiero transmitir como de buscar fotografías e intentar no spoilearos gratuitamente.

Como sabréis ha salido ya la nueva temporada de Por Trece Razones, de cuya serie os hablé aquí. Como me gustó tanto y me enganchó tanto dije bueno, por qué no. DIOS. Casi creo que me ha gustado más esta temporada que la anterior.

La verdad es que tenía pocas expectativas en ella porque la primera temporada nos habla del suicidio de Hannah Baker, de las cintas que deja y cada capítulo es una de esas cintas. Bien. Ya sabemos lo que le ha pasado, ya sabemos su verdad, ¿qué más pueden hacer? Pues lo que no me esperaba desde luego:

Esta temporada nos habla cada capítulo de un personaje, exactamente que en la temporada anterior, y esta persona protagonista se encarga de contar su verdad. Puede que Hannah no dijera la verdad, o puede que el narrador de cada capitulo sea el que mienta, y es algo que me ha llevado al límite de la locura. Bueno, a mí y a Clay.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sigue leyendo “Series que ver antes de morir | 13 reasons why T2”